Seguramente las ventajas de la formación online sean más de tres, (y sin el seguramente).

Pero no es algo nuevo, no es algo que se acaba de descubrir… Aunque bien es cierto que, después de esta “lacra” que nos ha tocado vivir y que no quiero ni mencionar, el “boom” de la formación online ha sido más boom que nunca.

La red es un enjambre eterno de recursos, donde el principal problema ya no es encontrar información y/o recursos, sino saber filtrar los mismos.

Podrán encontrar contenidos desde aprender el orden de las operaciones matemáticas, hasta cuáles son las estadísticas de su jugador de “basket” favorito…

¿Cuáles son algunas de las ventajas de la formación online?

  • Gran oferta formativa
  • Flexibilidad horaria
  • Personalización

Gran oferta formativa

Antaño, las primeras formaciones “en línea”, fueron de grandes estamentos educacionales, empresas de formación de renombre… que se limitaron prácticamente a pasar los contenidos con los que venían trabajando en presencial, al modo “distancia”.

En la actualidad, “hay música para todos los gustos”. Las temáticas son infinitas, así como sus metodologías.

Las disciplinas que eran tradicionalmente en modo presencial, han “mutado” para también tener su hueco digital; lo que parecía imposible, ya es posible gracias en parte a los avances tecnológicos.

Flexibilidad horaria

Probablemente ha sido siempre una de las grandes ventajas de la formación online.

Lejos quedan los tiempos de asistencia obligatoria y más con horarios preestablecidos que implicaban en la mayoría de los casos que la conciliación familiar o con el trabajo, fuera un auténtico encaje de bolillos…

La formación a distancia actual permite la adaptación horaria hasta tal punto que se basa más en “deadlines”, en fechas flexibles de entrega, en varias opciones… que hacen que sea más sencillo.

Personalización

La televisión ya no es la única herramienta “a la carta”… La formación ha sabido sumarse a este fenómeno para que el alumnado virtual sea el auténtico protagonista de la película, seleccionando niveles, contenidos, ritmo…

Hay plataformas como Tutorela por ejemplo, que ofrecen clases individuales personalizadas con tutores expertos; y refuerza el ítem 1 de las ventajas de la formación online mencionado ut supra, en cuanto a la gran oferta formativa. Esta web brinda la posibilidad de formarse en disciplinas tales como matemáticas, inglés, música, arte, lengua, programación… entre otras, siempre con un grado de personalización excelente.

Por ir resumiendo, la formación online les permitirá ser dueños de su tiempo, tener una amplia oferta educacional y, además, encontrar un grado de personalización que incluso puede superar al que se tiene en aula.

Sé que en muchas ocasiones somos reacios a la formación no reglada, pensando que tiene menos calidad, que los títulos obtenidos no tienen el mismo valor… Les digo con total conocimiento de causa, que las empresas ya no buscamos “títulos”, buscamos competencias, buscamos que demuestren que saben hacerlo, que tienen un valor diferencial, que eso que pone el en CV (el papel lo aguanta todo), es verdad y realizable.

¿Han realizado últimamente algún curso online?

¿Qué otras ventajas de la formación online versan que son capitales?

Un saludo.

Rayko Lorenzo.