Así, parafraseando una famosa historia futbolística dirigida a un jugador brasileño, quiero decir que el marketing digital ha llegado para quedarse, “se queda”.

Aprender marketing online es una opción que gana enteros entre nuestros jóvenes, y no tan jóvenes, pero no de manera esporádica o con cursos de tres horas, la formación deberá ser lo más reglada posible y lo más completa que se pueda.

Como es bien sabido, el mundo digital ya no es una opción, sencillamente “es la opción”. Aunque soy partidario de que paralelamente hay que practicar otra tipología de marketing más global, que abarque el marketing directo, qué duda cabe que las empresas tienen que saber aprovechar las bondades de lo digital.

Y esto, aunque no todo lo rápido que me gustaría, está pasando. Cada vez son más las empresas que cuentan con canales sociales trabajados que hacen las veces de promoción, de contacto directo con el cliente, de herramienta de fidelización… Y es aquí donde entra la carencia de profesionales realmente preparados que puedan abastecer el trabajo digital que tantas horas “quita” al día.

Pensamos que marketing digital es subir una publicación a nuestras redes al día, y si pensamos así, estaremos cometiendo un error, y grave…

Y es un error porque si pensamos así, no estaremos viendo que va mucho más lejos.

El marketing digital es el conjunto de estrategias y acciones comerciales (o publicitarias) que, de una manera orquestada, logramos dar salida en el mundo online.

¿Dónde podemos aplicar dichas acciones o estrategias?

Redes Sociales

Sin duda, son canales en auge en los que, dependiendo de su unidad de negocio, podrán establecer diferentes acciones de cara a conseguir mayor impacto, ser más conocidos. Además, como les “ut supra”, sirven como herramientas de fidelización, como canal de resolución de dudas, conflictos… En definitiva, y como a me gusta llamarlas, son redes que ayudan al cliente en su decisión de compra. Quizá no logren la venta directa, pero, con estrategia, podrán lograr desequilibrar la balanza hacia su opción.

Página Web

Hay una frase que he leído alguna vez en redes sociales que dice:

“Las redes sociales son un hotel, la página web es nuestra casa”

¿Cuál de las dos opciones amueblarían a su gusto? ¿En dónde invertirían para hacer una obra? ¿A qué habitación le ponemos el último cuadro que acabamos de comprar?

Sin duda, la página web (y/o blog), deberá ser protagonista a la hora de aplicar conocimientos de marketing digital. Es un excelente canal para luego alimentar a las redes sociales, de cara a que les generen tráfico y accedan a la web en donde podrán ver sus productos, servicios, portfolio…

marketing digital granada

SEO/SEM

Otro de los roles de responsabilidad que podría tener un gestor de marketing digital, será la del diseño y coordinación de las estrategias SEO y SEM.

Como sabrán, SEO es el posicionamiento orgánico (sin coste directo) que pueden logran con la alimentación de contenidos, y SEM (Google Ads), aquellas campañas de pago que realicen mediante palabras clave en el buscador de buscadores.

En el SEO, será fundamental tener contenidos de calidad; Google, ahora más que nunca debido a la gran “toxinformación” que hay en Internet, requiere que los contenidos del site, de los blogs, etc. sean cada vez de mayor calidad.

Además, se deberá tener en cuenta infinidad de consideraciones como los enlaces internos y externos, el número de palabras, el que sea un texto original, las imágenes, la estructura, los títulos, enlaces rotos, back-links, guest-post…

EMAIL MARKETING

Los expertos la consideran una de las acciones más rentables del marketing digital.

El profesional del marketing online deberá saber cómo realizar campañas de email marketing, cómo poner títulos atractivos para mejorar las aperturas, diseñar las CTA de cara a ganar impactos…

El envío de newletter, por ejemplo, sigue siendo una manera atractiva y poco “intrusiva”, de hacer llegar información de valor a su cliente o a potenciales.

marketing digital granada

¿Cuáles son las principales ventajas del marketing digital?

Monetaria: el marketing digital permitirá realizar acciones para “todos los bolsillos”. Desde acciones gratuitas, hasta el pago en redes sociales, Google Ads, etc.

Si hacen un estudio de cuánto cuesta “operar” en los canales tradicionales (prensa, radio y televisión), se darán cuenta que el marketing digital es una opción más económica, no digo que gratuita del todo, pero sí más asequible.

Real Time: lo digital otorga la posibilidad de que tanto acciones como estrategias se puedan realizar en tiempo real, es decir, podrán aprovechar más las oportunidades que, en un mundo tan ágil y cambiante, se vayan produciendo.

Público objetivo: el grado de segmentación que permite el entorno online, es difícil de alcanzar en el mundo offline. Podrán parametrizar sus campañas en función de edades, localizaciones, gustos… incluso por comportamiento de usuario.

Modificaciones: las campañas del marketing directo son más complicadas de “mover”, de ser objeto de modificaciones de cara a mejorar u optimizar las mismas. En el entorno digital, se podrán realizar cambios que ayuden a ser más rentables, gracias a esa flexibilidad que otorga el online.

Monitorización: en el mundo del marketing, el cliente siempre se ha “quejado” de que el marketero no le facilitaba datos reales del éxito de las campañas. En el marketing digital, o al menos en la mayoría de sus acciones, podrán medir los resultados de una manera más sencilla.

Como ven, hay “mucha tela que cortar”, pero verso que el marketing digital aún está falto de “sastres” que logren profesionalizar las acciones a desarrollar.

Cuando algún amigo o familiar me comenta que cuáles podrían ser las opciones formativas con más salidas en el futuro, siempre les suelo recomendar que, en primer lugar elijan algo que les guste, pero si además tiene que ver con el Big Data, el Business Intelligence y, el protagonista de este post, el marketing digital.

Un saludo.

Rayko Lorenzo.