Es por todos conocido el “boom” que ha experimentado Instagram en los últimos dos años. Sus números no hacen otra cosa que crecer y crecer… En usuarios activos, en grado de influencia, en minutos de visualización diarios… Sin duda, la “hermana pequeña” de Facebook se hace mayor, y el resto del mundo lo sabe.

Hace ahora tres años, de manos del millonario libanés, Ayman Hariri (se le atribuye una fortuna de más de 13.000 millones de dólares), se gestó VERO. Una plataforma similar a Instagram en la que muchos influencers ya han comenzado a desembarcar. Como VERO defiende, se trata de una plataforma sin publicidad (de momento), que no solo permite publicar contenido gráfico, también textos, enlaces a otras páginas, etc. lo que hace que sea también muy interesante para las marcas.

VERO, relaciona sus publicaciones en orden cronológico, y cuenta con categorías y HT para las búsquedas sencillas de información. 

Entre sus muchas diferencias, hay una que me ha llamado especialmente la atención. Tal y como intentó en su día Google+, la red social VERO establece varias tipologías de seguidores (como si fueran círculos), con la intención de que aquello que se publique sea visualizado en función de los parámetros elegidos:

  • Amigo íntimo
  • Amigo
  • Conocido
  • Seguidor

El slogan de VERO es:

“Menos redes sociales. Más vida social”

Llama la atención su “peso”, superior a los 66MB…

VERO, además de “presumir” de que no tiene publicidad, alega que “solo” tendrán los nombres, mails y número de teléfono de sus usuarios, y que no serán suministrados a anunciantes y a otras empresas.

Algunas funcionalidades de VERO:

  • Enviar y recibir mensajes privados instantáneos
  • Organizar las colecciones por lugares, fechas, etc.
  • Compartir recomendaciones de manera sencilla
  • Elegir quién puede leer cada una de las publicaciones
  • Clasificar las conexiones con diferentes roles de amistad
  • Enlazar a otras fuentes de manera directa

Personalmente me parece una red que puede dar mucho que hablar, pero ya sabemos cómo va esto… Cuando salió LINE, enterramos a WhatsApp, cuando apareció Snapchat, hicimos lo propio con Instagram, cuando salió el DVD, matamos a los cines… Verso que las redes sociales seguirán experimentando grandes cambios, pero las grandes aún tienen demasiado poder.

He probado la versión beta, y, aunque el interfaz me parece atractivo, los problemas de sus servidores hace que sea complicado utilizar la aplicación… No guarda correctamente los roles de amistad, para hacer el registro te llaman (en inglés) o envían un mensaje que puede funcionar, o no… Es una mezcla entre Pinterest (por sus tableros de organización de colecciones), Instagram (por la metodología de subir contenidos) y Twitter (por la posibilidad de subir enlaces directos).

El tiempo pondrá a cada red social en su sitio…

Y ustedes… ¿Ya han descargado VERO?

Un saludo.

Rayko Lorenzo.