El estado de ánimo es eso, un estado… ¡Tú decides!

charles_chaplin_frases

Recuerdo una “añeja” pero enriquecedora frase que decía:

Si no te gusta el lugar donde estás, cámbialo, no eres un árbol…

Hasta los árboles pueden ser trasplantados; ¿por qué nosotros no podemos movernos de las situaciones incómodas? El ser humano tiende a ser cómodo, como ya les he contado en alguna ocasión, pero de ser cómodo a “acomodarse” va una delgada línea más fina que el hilo dental “Vitis”.

El protagonista de hoy, el estado de ánimo, es un viejo conocido del “pantón” de emociones en las personas. En función a cómo de alto o bajo esté, nuestro comportamiento actuará en forma de goleador o goleado. Un estado de ánimo negativo, no solo nos cohíbe a la hora de realizar las acciones cotidianas, sino que marca una conducta generalizada que el entorno percibe. Y esto es lo más preocupante. Existe gente despiadada (más de la que ustedes se creen), que son como hienas manchadas que “pasean” por la sabana de Serengueti en Tanzania, con la salvedad que éstos animales viven unos 25 años, los humanos bastante más de media…

Y no se puede “sobrevivir” hasta que estas especies carroñeras mueran, porque siempre nacen otras…

Tenemos que prepararnos nosotros, por eso digo que cada una de las personas decide, “Tú Decides”. El estado de ánimo positivo es un “tsunami” más potente para lo bueno que el que tuvo lugar en 1993 en Hokkaido. Es el mejor antídoto contra las hienas. La actitud positiva frente a los problemas es lo que menos le gusta a éstos últimos. Si un problema te ve débil, se multiplicará como si vertiéramos agua en un Mogwai (¿recuerdan los Gremlins?) ¿No han escuchado el dicho que dice que cuando viene algo malo… viene todo lo malo junto?

Sé que cada caso es un mundo, que los entes nunca pueden tener el estado de ánimo cerca del Nirvana, que los problemas en muchas ocasiones son tantos que no permiten ni tiempo para pensar… Pero ¿qué ganamos con lamentaciones, negatividad, sufrimientos,…? No solo no ganaremos nada positivo, sino que estaremos alimentando a nuestras “amigas” las hienas, y el que se alimenta se hace más fuerte…

“Tú Decides”. Esa es la gran ventaja. Siempre tendremos problemas, es ley de vida y no voy a decir lo contrario, pero la diferencia estriba en que al menos tenemos que tener la capacidad de afrontarlos mirándolos a los ojos y con una actitud positiva. No crees los problemas, no los alimentes y sobre todo, no los “parchees”.

Y es que el estado de ánimo es solo eso, un estado. Los estados fluctúan, pero no podemos dejar a la suerte que vayan para un lado o para otro, tenemos que hacerlos fluctuar nosotros mismos… “Tú Decides”.

Aquí juega un papel muy importante la inteligencia emocional de cada uno, la forma de ser de cada individuo… Si nos tocaran 1.000 € en un sorteo de lotería, y con un acierto más hubiésemos conseguido 100.000 €, hay personas que estarán muy felices del pequeño “pellizco” de las “166.386 pesetas”, mientras que otras estará pensando en qué mala suerte que no me han tocado los 100.000 €…

Hay formas y formas de ver las cosas, y el estado de ánimo es la lente empañada o clara de las mismas. Tú Decides…

Un estado de ánimo dura más que una emoción; cuando es en positivo no hay problema, pero cuando se trata de algo negativo… Tenemos que transformar la realidad, o al menos intentarlo. Hacer las cosas que nos apasionen, rodearnos de gente que nos aporte y transmita optimismo, marcarse nuevos retos (realistas pero ambiciosos).

Hay que tomar las riendas de una vez por todas y que hasta mirándote al espejo, seas tú la persona que hable primero…

Siempre suele ser más fácil señalar… Decir que la culpa la tienen otros es lo más común y lo más miserable; la mala suerte, mi pareja, el clima… Si culpamos a alguien o algo de todo aquello malo que nos suceda, igual permitirá un desahogo momentáneo… pero al final seguiremos estando en el mismo sitio… “Tú Decides”.

Tenemos que emplear el tiempo en reconocer el por qué no estamos bien, qué es lo que nos gustaría hacer y cómo/cuándo lo podríamos realizar… ¡Por eso desde aquí te lanzo un ÁNIMO en mayúsculas para que puedas cambiar tu rumbo!

Si continúas con un estado de ánimo “bajo mínimos”, solo podré decirte que las hienas también tienen amigos, y se llaman buitres. ¡Tú Decides!

¡No hay que ver el vaso medio lleno o medio vacío, hay que ir a por más agua para llenarlo!

Un saludo.

Rayko Lorenzo.

Anuncios

4 comentarios en “El estado de ánimo es eso, un estado… ¡Tú decides!

  1. Mª José

    Pablo Neruda dijo, “Queda prohibido no sonreir a los problemas, no luchar por lo que quieres, abandonarlo todo por miedo, no convertir en realidad tus sueños….. Queda prohibido no crear tu historia…… Queda prohibido no buscar tu felicidad…..”.

    Y todo esto se consigue cuando nuestro estado de ánimo es positivo. A veces no es fácil, pero llevas toda la razón, “cada uno decide”.

    Aunque sea añeja, me encanta la frase “Si no te gusta el lugar donde estás, cámbialo, no eres un arbol”, asi que, a salir del tiesto!!!!! :))))

    Gracias por recordar lo que a veces se nos olvida!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s