Cómo ahorrar batería en el móvil y no morir en el intento

bateria-bajaQue no me lo creo. Llámenme desconfiado, pero no me lo creo. Seguramente a más de una persona que esté leyendo este artículo le pase exactamente lo mismo que a mí. La batería del móvil dura menos que una “piruleta” en la puerta de un colegio de primaria. El salir de casa con un 30 % de batería se ha convertido en la actualidad en un deporte de riesgo. Estamos tan acostumbrados a la tecnología que cuando vamos a salir de nuestro hogar revisamos si llevamos las llaves, la cartera, el tabaco/mechero (quien fume) y cómo no, el índice de batería del móvil.

Ayer comentaba en Twitter lo que ven en la imagen:

rayko_lorenzo_frases

Y es que me tienen que permitir que no me lo crea. ¿Aún después de lo dicho, nadie ha inventado una batería que dure no eternamente sino días o semanas? Como seguramente no interese, en este modesto artículo les doy unas pautas para intentar alargar la vida de este “elemento” semi-fundamental hoy en día en nuestras vidas. Y es que he visto (y practicado), infinidad de trucos y artimañas parar evitar escuchar ese sonido odioso de “batería baja” que provoca mi móvil. He cargado el “aparatito” desenchufando un microondas de una estación de autobuses (destinado a que las mamás calentaran los biberones de sus retoños). Le he pedido al  “Maître” del restaurante de turno que por favor me cargara el terminal… Incluso he llegado a salir tarde de la casa u oficina, esperando a que el porcentaje de la “pila” dichosa superara el 50 % para al menos, aguantar hasta el próximo destino. Y sinceramente, cada vez que me pasa vuelvo a entonar en voz baja (algunas veces en alta), “no me lo creo”.

Ahí van mis recomendaciones:

1-. Deshabilita las descargas de actualización automáticas

Normalmente las solemos tener habilitadas para que solamente cuando tengamos Wi-Fi, se descarguen automáticamente. Con esto ahorraremos en datos, pero no en batería. Es decir, mi recomendación es que las quitemos por completo; tú decidirás cuándo y dónde quieres hacerlas.

2-. Juega con el brillo de tu pantalla

Cuando digo juega, no quiero decir que cada dos por tres cambies la configuración del brillo, me refiero a que si sabes que aquello que estés utilizando no requiere de un índice de brillo alto, lo bajes. La pantalla, junto con los datos y la búsqueda de cobertura son de las cosas que más energía captan del terminal.

3-. Los efectos son para el cine

Sé que es más bonito, más “cool” o más atractivo, pero todas aquellas animaciones y efectos que tenga el interfaz de tu móvil, es un vampiro de batería.

4-. Ojo con la vibración

Utiliza solo esta posibilidad, cuando lleves el móvil en un bolsillo, bolso o en una reunión que no quieres que suene. Es un auténtico sin sentido, que si lo tienes encima de tu mesa de trabajo con el sonido al máximo, tenga también el modo vibración puesto.

5-. La localización sí, pero no siempre

El GPS es necesario para algunas aplicaciones, utilízalo solo cuando sea necesario para el correcto funcionamiento de las mismas. Por ejemplo utilizo mucho la App Runtastic para el deporte; en cuanto termino la sesión deportiva deshabilito el GPS para que no consuma más de lo necesario.

6-. Datos Vs Wi-Fi

Mucha gente tienen ambas “pestañitas” marcadas siempre, de manera que estás usando datos y cuando entras en tu casa o en cualquier lugar que tengas parametrizada la conexión inalámbrica, automáticamente se conecta con tu Wi-Fi. No es mala fórmula para el ahorro de datos, pero volvemos a lo de antes, no para el consumo de tu batería. Deshabilita la posibilidad Wi-Fi e intenta acostumbrarte a cambiar de opción en función a donde estés.

7-. Grupos WhatsApp

¿Les suenan verdad?… Familia, amigos del mus, compañeros del padel de los domingos, amigas de la facultad, comunidad de vecinos, próxima boda de alguien de la pandilla… Los grupos son una idea fantástica para la comunicación grupal, pero en muchas ocasiones se convierten en un sinfín de notificaciones que actúan como uno de los peores amigos de las baterías. Mi consejo es que silencies los grupos, en función de la intensidad de actividad que tengan, podrás hacerlo durante 8 horas, 1 día o 1 semana. También podrás elegir si quieres recibir las notificaciones o no. Al menos debes silenciarlos.

8-. Carga el móvil en modo avión

Si lo cargamos apagado mejor, pero normalmente nuestra vida “ajetreada” no nos permite hacer esto porque estaremos pendientes de llamadas importantes. Al cargarlo en modo avión el terminal lo hará más rápido, debido a que estamos anulando cualquier actividad de consumo de energía en conectividad y demás.

9-. El Bluetooth 

También es consumidor habitual de batería. Si no lo necesitas mantenerlo desactivado es buena opción para arañar también desde aquí.

10-. ¡Descarga ayuda!

Existen aplicaciones que puedes descargar gratuitas que permiten eliminar elementos innecesarios, aplicaciones que restan batería a doquier, “basura” que generan páginas vistas y muchas más cosas que te permitirán alargar la batería. (Mi amigo Ignacio Conejo me recomendó  <Clean Master> y no va nada pero que nada mal).

10 + 1-. Otros

Hay una relación de otros “trucos” que permitirán dilatar la vida en cuanto a energía del terminal:

  • Quitar la vibración y/o sonidos al interactuar con móvil en general
  • Realizar las cargas correctamente, es decir, apurar la batería al máximo para luego cargarla al 100 %
  • No tener el volumen de timbre, notificaciones, etc… al máximo
  • Cuidado con los juegos, ocupan memoria y mucha batería
  • Disminuir las visualizaciones, cada vez que estemos aburridos, haya un anuncio en TV, etc…

Como podrán ver no he descubierto la pólvora, pero seguro que si practican la mayoría de estas recomendaciones con asiduidad, podrán denotar que el terminal administrará más su batería, incluso suele mejorar la velocidad del mismo.

Pienso que deberíamos hablar más a la cara y menos a través de la tecnología; la batería del ser humano se carga con sus horas de sueño… y con sus sueños, que no es lo mismo

Yo les confieso que ya no “robo” electricidad en las estaciones de autobuses (en detrimento de jóvenes mamás)…

¿Y tú, tienes alguna anécdota con la batería del móvil? Sobra decir que si te ha parecido interesante y/o útil para tus amistades, puedes compartir estos humildes consejos, es gratis!

Un saludo.

Rayko Lorenzo.

Anuncios

4 comentarios en “Cómo ahorrar batería en el móvil y no morir en el intento

  1. Mª José

    Un amigo mio dijo una vez, “antes la batería del móvil me duraba tres días y la resaca uno, ahora es al revés”, jajajaja

    Gracias por estos consejos, desconocía la ventaja de cargar el móvil en modo avión, lo haré a partir de ahora, además será el momento del sueño del móvil :):)

    1. Hola Sandra, la verdad que como digo en el artículo “no he descubierto la pólvora”, pero algunos de los consejos dependiendo la utilidad que le des al móvil, no vienen nada mal!

      Un saludo y gracias por tu comentario!
      Rayko Lorenzo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s