Etiqueta: superación personal

La virtud de agrandar los problemas…

solución-problemas

Los que entienden de anatomía dicen que el ser humano está compuesto por más de 50 billones de células, y que éstas a su vez,  se organizan para formar tejidos, órganos, sistemas y aparatos que constituyen nuestro organismo. Me salto muchas cosas porque no soy estudioso del tema, pero así, de entrada, ya podemos denotar que somos complicados ¿no creen?

La vida es como un libro, tiene un principio, un “terreno” intermedio y un final. El problema, como ya les he comentado en alguna ocasión, es que tendemos a recordar mucho más lo malo que lo bueno; es por ello que si el final del libro es malo, no recordaremos el maravilloso principio… Pero el libro de la vida es una obra en la que tú no eres el lector, todo lo contrario, eres el escritor. Cuando escribes el libro de tu vida, no sólo estarás anotando blanco sobre negro tus pasos o directrices, también estarás creando una historia de la que tendrás que estar orgulloso. Una historia sin historias en la que se puedan ver reflejados tus hijos, tus

Leer más

Carta al enemigo Desánimo

carta_al_desanimoInicio de semana, prácticamente de mes y casi de estación. Un día más que digno para dirigirme a ti, enemigo Desánimo.

Apareces siempre como de la nada, que no nadando. Eres como una sombra demasiado oscura que normalmente “sales a la luz” después de una batalla como la de Isla Flores, aquella donde los navíos castellanos ridiculizaron a los corsarios ingleses en las Azores. Y es que precisamente eso lo sabes hacer muy bien, ridiculizar a tus víctimas.

Apareces sin decir nada, que no nadando, cuando los resultados de un esfuerzo o trabajo no son los esperados. Provocas tristeza, porque te empeñas en ser la contestación más mezquina de la entrega y de dicho esfuerzo. Campas a tus anchas por un camino de trigo seco, que el calor de tus rayos casi ha reducido a un polvo “semi contagioso” que no permite ver ni la meta, ni todo lo avanzado hasta ese momento.

Apareces sin miedo a nada, que no nadando. No tienes miedo al rechazo porque tú eres el miedo, y no puedes temerte a ti mismo. Te implantas en los

Leer más

El estado de ánimo es eso, un estado… ¡Tú decides!

charles_chaplin_frases

Recuerdo una “añeja” pero enriquecedora frase que decía:

Si no te gusta el lugar donde estás, cámbialo, no eres un árbol…

Hasta los árboles pueden ser trasplantados; ¿por qué nosotros no podemos movernos de las situaciones incómodas? El ser humano tiende a ser cómodo, como ya les he contado en alguna ocasión, pero de ser cómodo a “acomodarse” va una delgada línea más fina que el hilo dental “Vitis”.

El protagonista de hoy, el estado de ánimo, es un viejo conocido del “pantón” de emociones en las personas. En función a cómo de alto o bajo esté, nuestro comportamiento actuará en forma de goleador o goleado. Un estado de ánimo negativo, no solo nos cohíbe a la hora de realizar las acciones cotidianas, sino que marca una conducta generalizada que el entorno percibe. Y esto es lo más preocupante. Existe gente despiadada (más de la que ustedes se creen), que son como hienas manchadas que “pasean” por la sabana de Serengueti en Tanzania, con la salvedad que éstos animales viven unos 25 años, los humanos bastante más de media…

Y no se puede “sobrevivir” hasta que estas especies carroñeras mueran, porque siempre nacen otras…

Leer más

Los problemas tienen soluciones

solucionar_mis_problemasDe pequeño (y de grande) odiaba los problemas matemáticos. Me parecía absurdo el tener que hacer una suma, resta, multiplicación o supuesto matemático sin calculadora. ¿Para qué está la tecnología? Pero cuando te vas haciendo mayor, te das cuenta de que las cosas no son tan fáciles, y que lo que aprendes y parece que nunca te hará falta, seguramente serán recursos que no tardarás en sacarles partido. Al tiempo…

Recuerdo problemas como este:

– Si te encuentras en un punto a 7 kilómetros de Pepito, y éste a 9 de Juanito… ¿A cuántos kilómetros estás de Juanito? –

Yo siempre respondía – Pues lejos para ir caminando –

Ojalá los problemas en la vida tuvieran solución con una calculara, aunque hay muchos que con “números” seguramente serían menos problemas. La capacidad que tenemos las personas para afrontar problemas, va totalmente ligada con el número de “ecuaciones” que hayas tenido que resolver previamente.

Los problemas suelen ser silenciosos, aunque luego forman mucho ruido. Normalmente no suelen avisar. Se presentan en tu casa, casi siempre sin llamar ni al timbre, y comen de tu mesa, beben leche de tu nevera, se calzan tus babuchas y encima se meten contigo en la cama. Los problemas son unos atrevidos.

Leer más

Prohibido buscar la Felicidad… simplemente descúbrela

-Son muchos los escritos sobre “el camino de la felicidad”, “cómo lograr la felicidad”, “alcanzar la felicidad”… pero a mi entender, y solo a mi entender, son muchos también los que se equivocan en ellos. La felicidad no puede tener un camino marcado puesto que se basa en un día a día.

“Cuando alguien intenta planificar la felicidad, probablemente esté perdiendo tiempo para ser feliz”

Defiendo que la felicidad es mucho más que mirar al pasado, lamentarse de lo que perdimos e intentar de nuevo alcanzarlo. Defiendo que la felicidad es mucho más que mirar hacia el futuro, detectando cosas que desearíamos tener o retos que nos gustarían alcanzar y trabajar para lograrlos…

La felicidad, es un estado emocional que no es ni pasado ni futuro, es presente, por lo tanto el “carpe diem” se me antoja fundamental. Podemos acordarnos de algo bonito del pasado acudiendo a la reminiscencia pero si sentimos alegría por ello, la sentimos ahora, en este preciso momento.

La felicidad no se puede catalogar por igual. Lo que para uno es tristeza, para otros es alegría, lo que para unos es poco para otros es mucho, lo que para uno es felicidad, para otros no tiene por qué serlo. La felicidad es diferente en cada persona, no solamente en grado, sino en forma.

¿Se puede alcanzar la felicidad?, creo que no, pero no por nada, sino porque ya está en nosotros; más que alcanzarla hay que descubrirla.

Leer más

Mejorar la Autoestima

mejorar la autoestimaCorren tiempos complicados, situaciones especiales que solo cada uno de nosotros sabe lo que son. Estamos inmersos en continuas noticias negativas para con nosotros, que merman a sobremanera nuestra forma de actuar y lo que es más peligroso, de pensar.

Como “tool” fundamental de estos acontecimientos, y de una manera más que directa, se encuentra la autoestima. Este valor con el que contamos en mayor o menor medida los seres humanos, no es otra cosa que la apreciación y valoración que nos tenemos a nosotros mismos.

La autoestima es un segundo DNI de las personas, con la salvedad de que es variable en la temporalidad”

Fruto de esta variación encontramos  muchos de los problemas que el día a día se encarga de transmitirnos. Hay una ley no escrita (pero si pronunciada) que dice que… a menor autoestima, mayores serán los problemas en nuestra vida.

El nivel de este valor intrínseco, marcará el camino de las decisiones, de las aspiraciones y de la fuerza de la caída (y el colchón de esta última). Las metas, los sueños, nuestras frustraciones, aquello que queremos alcanzar y un gran etcétera, es lo que compone un puzzle en el que las piezas van y vienen en determinadas personas, como si de un ganso de collar se tratara, migrando desde la Península de Taimir hasta el Mar de Frisia…

El lograr alcanzar un nivel de autoestima alto, no es empresa fácil, por muy “cosa nostra” que sea. Debemos de partir por la aceptación propia (sin letra pequeña), no solamente en lo físico, para nada, si no en nuestras aptitudes, en saber apreciar las virtudes que tengamos, en detectar los defectos y cuanto menos minimizarlos, etc… Hay que buscar el equilibrio entre nuestras virtudes y defectos, querernos tal y como somos, y ser felices.

Sé que son muchas las piedras que el camino (y sobre todo quien anda por el), nos pone a lo largo de nuestra vida, pero como suelo decir “recoge y guarda esas piedras que algún día te harán falta”, no con objeto de volverlas a poner en el pié del que viene o va, sino para crear esa fortaleza que permita que tu autoestima esté a prueba de flechas, catapultas y galerías tortuga que con maldad, intentarán mermar la misma.

Aquellas personas que intentan rebajar tu autoestima, carecen de ella. Son incapaces de mirarse al espejo puesto que no se gustan e intentan camuflar esa inseguridad, arrebatando la seguridad ajena. Valórate más. Tú sí que debes mirarte al espejo, y si no llegas pon una escalera, y decir que vales, que vas a alcanzar tus metas y que no te hace falta arrebatar las ilusiones de otros, tienes que ganarte las tuyas a base de actitud, seguridad en ti mismo y darte un poco de ese amor que das a los tuyos, que seguro que es mucho. ¿O no?

Prueba a poner blanco sobre negro todas aquellas cosas positivas que tienes, me refiero a las cualidades, los valores y las capacidades que sabes que tienes pero no te las “recuerdas”. Y este es uno de los grandes “secretos” para mejorar la autoestima. “Si nadie te dice lo buena persona que eres, lo que haces bien, los valores que te refuerzan como persona, ¿por qué no te lo dices tú mismo?” Somos especialistas en apreciar a nuestro entorno, en enamorarnos de nuestras parejas, nuestros hijos,… ¿por qué no puedes valorarte más y repartir, con tu persona incluida, ese amor?

Muchas veces esperamos que los demás nos digan cosas “bonitas” sobre nuestra persona… ¿quién mejor conoce a nuestra persona como nosotros mismos? “El esperar, solo lo recomiendo con orden y educación en los andenes”. Tienes que pasar a la acción, tienes que ser la primera persona que te valore y te aumente la autoestima. Tienes que versar que te mereces, que te extrañas, que te quieres, que eres capaz, que nadie podrá tocar tus aspiraciones y metas, y que si las tocan, tendrás la fortaleza ya tan avanzada, que no necesitarás abandonarla o construirla desde el principio. No seas como ese ganso de collar de 30 cm. y conviértete en un cisne que tire del carro, de tu carro, como hacían estas aves con la Carroza de Venus.

¿Cuando empiezas?

Un saludo.

Rayko Lorenzo.

Carta al “No Me Gusta”

Muy Señor mío:

Gente falsaNo me gusta la hipocresía de mucha gente. Gente de “bien” que con sonrisa galana dice por detrás exactamente lo contrario que por delante.

No me gusta la mentira de mucha gente. Gente que vive en un mundo paralelo, que eligió mal la pastilla de Matrix y lo más grave, que se creen sus propias mentiras hasta tal punto que enferman de ira.

No me gusta la envidia de mucha gente. Gente que por el simple hecho de que uno se esfuerce diariamente para sacar proyectos adelante y le vayan las cosas medianamente bien, invoca a los dioses nórdicos, egipcios y gomeros para que las cosas no me vayan tan bien.

No me gusta la soberbia de mucha gente. Gente que se cree más que nadie; que sobrevalora en demasía su ego y siempre es mejor que uno.

No me gusta la tacañería de mucha gente. Gente que no practica la empatía; que no saben ponerse en la piel de otra persona para entender que las personas que le rodean, necesitan de su ayuda.

No me gusta la gente que nunca tiene la culpa. Gente peligrosa, que incluso puede llegar a anularte como persona. Seres que jamás reconocerán un error aunque sean objeto de investigación por parte del CSI Miami.

No me gusta el criticar de mucha gente. Gente cuyo fin desde que se levanta de la cama (mejor que se queden en ella y critiquen el color de sus sábanas), se dedica a pensar más en la vida de los otros que en la suya propia. Gente falta de carisma, que necesita poner en boca lo ajeno para sentirse protegida. Gente que sin tener ni idea de nada real de tu vida, práctica su deporte favorito “criticar”, haciendo méritos para ganar la medalla olímpica.

No me gustan tantas y tantas cosas… pero como soy más fuerte que ellas, prefiero quedarme con lo positivo de la vida. Mirar con piedad y sonrisa ligera a esta gente que “No Me Gusta” y pensar que algún día, en el mundo real o en Matrix, pagarán por sus errores. Igual sus amigos… los dioses nórdicos, egipcios y gomeros, son también hipócritas y no los dejarán entrar en sus cielos…

Un saludo.

Rayko Lorenzo.

Curso “¿Sabes venderte? – Personal Branding”

Personal BrandingNo solemos pararnos a pensar ¿qué nos hace diferentes?, y muchos menos comunicar (vender) esa diferenciación. Esta sesión formativa sobre Personal Branding, nos permitirá romper el paradigma tradicional de tener que adaptarnos a las diferentes oportunidades que se nos presentan (llámese un empleo o un proyecto), y nos da la pauta para saber si esas oportunidades son realmente compatibles con nosotros.

Es por ello, que un proceso de Personal Branding bien ejecutado hará que las oportunidades correctas vengan a nosotros en lugar de nosotros tener que perseguirlas.

Una de las primeras preguntas que surge cuando uno resalta la importancia de crear nuestra marca personal y participar activamente por ejemplo en las redes sociales es: ¿Para qué? ¿A quién le importa mi opinión, lo que me gusta, o lo que estoy haciendo? Pues, a todos…

Vivimos en una época en que los atributos técnicos, si bien siguen siendo importantes, ya no son suficientes para diferenciarnos. Probablemente hayan, sólo en la ciudad donde vivamos, miles de profesionales (dentistas, abogados, etc.) técnicamente capacitados para hacer su trabajo bien. Esta abundancia de opciones nos da la prerrogativa de trabajar sólo con personas que compartan nuestros valores, nuestras aficiones, nuestras prioridades y nuestra manera de ver las cosas (personas que, como se dice comúnmente, “nos caigan bien”).

“Nuestra personalidad y nuestras experiencias personales son la sazón que le da al plato de nuestra marca personal su sabor único y característico”

Los próximos 11 y 12 de Junio, impartiré este Curso para la Fundación General UGR Empresa de la Universidad de Granada. Un organismo con el que colaboro asiduamente y que apuesta de una manera más que notable, no solo por la formación técnica sino por la formación en valores, tan importante en la coyuntura actual.

Un saludo.

Rayko Lorenzo.

Superación Personal… Amplía tu ZONA de CONFORT

zona de confort

Como escribía hace algún tiempo en un artículo titulado “Diferenciación = Éxito”, las personas tendemos al “síndrome de las 5 Ces” (cómodos, conformistas, celosos, caprichosos y cansados).  El siguiente vídeo explica claramente que debemos abandonar nuestra zona de confort, aunque yo diría que lo que debemos realmente hacer es ampliarla.

¿Qué les parece?

Un saludo.

Rayko Lorenzo.

 

 

© Rayko Lorenzo | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies