bateria-bajaQue no me lo creo. Llámenme desconfiado, pero no me lo creo. Seguramente a más de una persona que esté leyendo este artículo le pase exactamente lo mismo que a mí. La batería del móvil dura menos que una “piruleta” en la puerta de un colegio de primaria. El salir de casa con un 30 % de batería se ha convertido en la actualidad en un deporte de riesgo. Estamos tan acostumbrados a la tecnología que cuando vamos a salir de nuestro hogar revisamos si llevamos las llaves, la cartera, el tabaco/mechero (quien fume) y cómo no, el índice de batería del móvil.

Ayer comentaba en Twitter lo que ven en la imagen:

rayko_lorenzo_frases

Y es que me tienen que permitir que no me lo crea. ¿Aún después de lo dicho, nadie ha inventado una batería que dure no eternamente sino días o semanas? Como seguramente no interese, en este modesto artículo les doy unas pautas para intentar alargar la vida de este “elemento” semi-fundamental hoy en día en nuestras vidas. Y es que he visto (y practicado), infinidad de trucos y artimañas parar evitar escuchar ese sonido odioso de “batería baja” que provoca mi móvil. He cargado el “aparatito” desenchufando un microondas de una estación de autobuses (destinado a que las mamás calentaran los biberones de sus retoños). Le he pedido al  “Maître” del restaurante de turno que por favor me cargara el terminal… Incluso he llegado a salir tarde de la casa u oficina, esperando a que el porcentaje de la “pila” dichosa superara el 50 % para al menos, aguantar hasta el próximo destino. Y sinceramente, cada vez que me pasa vuelvo a entonar en voz baja (algunas veces en alta), “no me lo creo”.

Ahí van mis recomendaciones:

Leer más