Últimamente parece que lo único válido es lo digital. Las pequeñas empresas están focalizando sus campañas en lo digital; piensan que publicando dos post en Facebook, tres en Twitter y cinco en Instagram, será suficiente.

Pues creo que se equivocan, y mucho. No discuto, “válgame Dios” (y mis ingresos), en que el Marketing Digital es una realidad que cada vez tiene más fuerza y peso para con las empresas, pero creo que estamos olvidando que, el Marketing va más allá de lo digital.

Suelo contar en mis sesiones que “el Marketing es el octavo arte”. Es en primer lugar INVESTIGACIÓN. Al principio actúa en la oportunidad, necesidad y en la solución, para luego centrarse en los recursos, objetivos y acciones. Pues bien, no vale solamente con trabajar la parte digital.

La mayoría de pequeñas empresas han visto en las redes sociales una oportunidad única para “darse a conocer”. El problema estriba en que piensan que son gratuitas, y nada más lejos de la realidad. El alcance orgánico de Facebook es el número de personas que ven en su terminal una publicación no pagada de su página. Desde 2007 a 2012, el porcentaje era más que notable y las publicaciones de las empresas eran vistas por la mayoría de sus usuarios.

marketing digital

Pero desde entonces, el promedio real de visualización bajó a un 16% de media. Es decir, si un restaurante publicaba el último plato estrella a sus 1.000 seguidores, solamente se le mostraría a 160 de los mismos. Pero aquí no está lo peor, desde ese año la caída ha seguido produciéndose…

Hasta 2014, según un estudio de Edgerank Checker, el porcentaje cayó hasta el 6,5%. Si volvemos al ejemplo del restaurante, de 1.000 personas solamente visualizarían la publicación en las últimas noticias: 65.

En 2016 llegó un nuevo algoritmo que primaba ver las publicaciones de los familiares y amigos, por encima de las que provenían de páginas; se llegó a comprobar que el porcentaje famoso se situaba del 2 al 4

Aunque Facebook alega que la cifra orgánica baja porque hay muchas publicaciones y se deben acercar al usuario las publicaciones de más valor y/o más afines, también es cierto que puede existir un tema “económico” detrás. Esto es simple, si las empresas quieren aumentar ese porcentaje tienen la posibilidad de realizar campañas de pago, campañas que logren impactos en un público previamente seleccionado.

Y este es el gran peligro. Muchas de las pequeñas empresas han estado acomodadas en los últimos años; les bastaba con publicar algunas promociones, fotos de sus ofertas, de sus renovadas instalaciones o de la nueva incorporación de alguien al equipo, olvidando la creatividad de lo que publicaban, olvidando que hay vida después de las redes sociales y, sobre todo, olvidando que las redes sociales son para convencer y no para vender.

Lo digital es necesario e irrenunciable, pero el Marketing tiene que rodearse de satélites a modo de estrategias que lo ayuden al avance. 

Y en este momento es donde lanzo una serie de cuestiones, son preguntas retóricas, pero si quieren (y pueden), intenten contestarlas:

  • ¿Dónde ha quedado la venta cruzada?
  • ¿Ya no vamos a los networking porque hablamos vía WhatsApp?
  • ¿Qué ha sido de los programas de fidelización?
  • ¿Por qué no innovar más en el cliente y menos en el producto?
  • ¿Ya no se patrocina cultura o el deporte?
  • ¿Creen que el Street Marketing no es efectivo?
  • ¿Y la creatividad del Marketing de Guerrilla?
  • ¿Ya no es válido el Marketing Directo?

Repito que no digo que el Marketing Digital sea negativo, ni mucho menos, pero no debe ser la única estrategia de su empresa. Es más, las acciones offline ayudan a potenciar todo lo que hagamos en digital. Pero en un mundo en el que cada vez es más difícil destacar “orgánicamente hablando”, necesitaremos que todo lo que hagamos esté bajo un mismo paraguas de objetivos.

Les relaciono algunas reflexiones sobre las cuestiones que puse más arriba:

  • La venta cruzada entre locales cercanos, de amigos o relacionados, puede incrementar sus ventas.
  • Los networking son focos reales de oportunidades.
  • La fidelización genera confianza, y sube el valor del ticket medio de compra. Es más fácil (y barato) vender más a un “ya cliente”, que generar uno nuevo.
  • Si pensamos más en el cliente, más cerca estaremos de vender algo al mismo. “Hagan el amor al cliente” (no se lo tomen literal).
  • Los valores de la cultura o el deporte, siempre son buenos aliados.
  • El Street Marketing es sorpresivo, tiene “Efecto WoW”, utilícenlo.
  • El Marketing de Guerrilla es de las acciones más creativas (y económicas) que pueden llegar a realizar. Además, incita al Buzz Marketing.
  • El Marketing Directo tiene mucho de “real time”, y pocas cosas son más reconocidas en la venta que lo actual.

Como ven, en Marketing todo suma, pero si sabemos y entendemos que lo digital es una cosa más. Es un ala del avión, pero no la única. Es una manera de tener los mismos metros cuadrados que cualquier multinacional, pero estas últimas tienen más dinero para decorar los mismos. Es un medio, pero no un fin.

marketing digital

Entiendo que haya empresas que, por su tipología de producto o servicio, tengan en lo digital a su mejor baza, incluso a la única, pero no van por ahí mis tiros. Esta misiva habla de manera general, de esas empresas que antes vivían del offline, y actualmente han renunciado al mismo sustituyendo el off por el on.

Si en las redes sociales priman las campañas de pago, las empresas tendrán dos opciones… “Pasar por el aro” y ver de una vez a las mismas (siempre desde un punto de vista profesional) como canales de publicidad de pago. O intentar ser más creativos en sus publicaciones y, sobre todo, no olvidar que siguen existiendo otras alternativas que ayuden a sus negocios a tener más impactos, y por lo tanto, más oportunidades de venta.

Fíjense que no he querido hablar (aunque ya lo estoy haciendo) de todo el mercado que aún está en modo “off”. ¿Quién no está en Internet no existe? ¡Anda ya! Mis padres no han encendido un ordenador en su vida, ni son psicólogos en Facebook, ni son periodistas en Twitter, ni fotógrafos en Instagram… pero les garantizo que consumen, compran, comen, se visten…

Marketing Digital SÍ, pero NO es lo único que pueden hacer por sus empresas o por sus clientes.

Un saludo.

Rayko Lorenzo.