Hay diferencia entre tener sueño y tener sueños…

ve a por tus sueñosEs curioso como el tener sueños (en plural) implica aspirar a cosas grandes, a metas aún inalcanzables, a retos nuevos y ambiciosos… y el tener sueño (en singular), a un estado de cansancio generalizado, a que los párpados pesen como una piña de plátanos de invernadero de Tazacorte, o a que por mucho que quieras permanecer despierto, es un susurro que te llama cada vez más fuerte a dejar de existir en vida hasta la mañana siguiente…

Los sueños tuvieron que ser un invento español, lleva “ñ”… y los españoles, a parte de algún político, siempre hacen buenos inventos, véase la siesta por ejemplo.

Fuera bromas y centrándonos en un tema que me apasiona, hoy les hablo de los sueños, de esos “semiratos de desconexión” de la realidad, en los que nuestra imaginación se transporta tan lejos que cuesta volverla a atrapar. Pero no se confundan, soñamos mucho más despiertos que dormidos, y mi consejo es que lo sigan haciendo así.

“No sueñes en la cama… La noche está para descansar la mente y coger fuerzas para soñar despierto” 

Decía que soñamos más durante el día que por la noche, y es cierto. ¿Quién no ha pensado mientras espera ese autobús que se hace de rogar, en conseguir trabajo o en que te toque la lotería? Con casi toda seguridad, creo que tod@s levantaríamos la mano. Sin embargo en la noche, los sueños suelen ser intermitentes. Si son buenos, apenas nos acordaremos a la mañana siguiente o nos despertaremos justo cuando estamos a punto de alcanzarlos. En cambio, si son malos, nuestra mente hace que nos acordemos mucho más… y que la misma maldad de esos sueños, nos despierte de pronto a modo de pesadilla.

“Las pesadillas déjalas para las películas de Wes Craven”

Nos confundimos al pensar que los sueños se hacen realidad. Los sueños son una falacia si no intentamos hacerlos reales. Los sueños no tienen pies, manos, cerebro y sentimientos, tú sí. Sin sueños no hay deseos, pero sin deseos tampoco podrían existir los sueños. Los sueños van más lejos que las metas o los retos. Éstos últimos son más cortos en pretensiones y en distancia…

“Los sueños son más difíciles de alcanzar que las metas o retos, porque los sueños son eternos”

Si tienes un sueño tan solo tienes que ir a por él. Pero ir con convicción. Mirándolo a la cara y que te vea que lo miras. Acercándote de manera constante y segura. Diciéndole que tú estás ahí, y que vas a por él. Si es necesario toma un nepente, esa bebida que los dioses utilizaban para aliviar el dolor y que les permitía alcanzar sus grandes hazañas.

Los sueños pueden ser para ti o para otros, pero tienes que conseguirlos tú. No valen compañeros de viaje efímeros; no utilices escaleras con peldaños contados, no sirve de nada que los vivas durmiendo, solo vale que lo hagas despierto y como dice mi amigo Ofredio en un tema de Tendal, “de frente”.

Si alguien te dice que tu sueño es imposible de conseguir, es porque esa persona o no tiene , o tenía el mismo y nunca lo logró. Lo único que quiere decir, es que esa persona tiene sueño, y es mejor dejarla dormir…

Igual los sueños son inalcanzables, pero es un camino de aprendizaje continuo. Quizás no logres alcanzarlos, pero que te lo diga la ilusión de ir a por ellos y no tu vecino. En ocasiones pienso que hay personas cuya profesión es “negadores de sueños” y es triste; preferiría el paro eterno antes de ser así y dedicarme a destruir la ilusión de nadie.

Como pongo en el título de esta reflexión, hay una gran diferencia entre tener sueño y tener sueños. Si logras darte cuenta, será mucho más sencillo alcanzar lo que te propongas… Y si alguna vez te entra sueño mientras los persigues, duerme, descansa, pero despierta a la mañana siguiente con el mismo pensamiento y con mayor fuerza, los sueños están ahí porque son eternos, y si luchas, los buscas y los detectas, solo tendrás que no dormirte en ese preciso momento…

¿Y ustedes, qué piensan de los sueños?

Un saludo.

Rayko Lorenzo.

Anuncios

4 comentarios en “Hay diferencia entre tener sueño y tener sueños…

  1. Mª José

    Sí señor, los sueños son muy importantes en nuestra vida, son el motor que nos impulsa a seguir adelante.
    Me encanta tu frase “Igual los sueños son inalcanzables, pero es un camino de aprendizaje continuo”. Totalmente de acuerdo, pero aquí precisamente es donde veo la pega a los sueños, en el sentido que hay personas que no son conscientes de ésto, del valor del aprendizaje y acaban frustándose porque no consiguen sus sueños y la frustación es el freno que nos impide avanzar.

    Yo sueño despierta desde que tengo uso de razón y dejaré de hacerlo cuando la pierda. Soñadora, siempre!!!!!

    Un beso

  2. Vitin.....

    Como todo lo que escribes, muy bueno amigo. Sabes que es un mundo que también me apasiona y me han pasado muchas cosas curiosas. Tando dormido, como despierto, seguire siendo un soñador jejejeje….Un fuerte abrazo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s