Mucho se ha escrito sobre Comunicación Empresarial, pero quizás, solo quizás, deberíamos hacerla más global.

La Comunicación Empresarial se tiene que ver desde todas sus variantes, desde todos sus lados, y tiene que ser así porque hace que las relaciones, tanto internas como externas, sean más productivas.

Además, aumenta las ventas empresariales, sí, la Comunicación Empresarial aumenta las ventas siempre y cuando esté bien orquestada.

La Comunicación Empresarial ayuda incluso a optimizar las diferentes estrategias que la empresa quiera desarrollar…

Como les apuntaba ut supra, una de las divisiones que podemos hacer en la Comunicación Empresarial, es la de interna y externa:

  • Comunicación Interna: toda comunicación que parte desde dentro hacia dentro, es decir, los mensajes, tanto hablados como escritos, que se producen en la organización y que van en todas las direcciones, como por ejemplo:
    • Instrucciones de régimen interno
    • Feedback de acciones comerciales
    • Información sobre cambios de estrategias
    • Solicitudes de información
    • Solicitudes de apoyo departamentales

                 La comunicación interna ayuda a tener equipos más motivados, y a que                       existan protocolos de resolución de conflictos más eficaces.

  • Comunicación Externa: como su propio nombre indica, es la interacción que se produce entre la empresa y su entorno exterior:
    • Clientes
    • Clientes potenciales
    • Proveedores
    • Competencia
    • Organismos
    • Medios de Comunicación

Siempre suelo decir que cuanto mejor sea la comunicación interna, mejor será la externa. Y es así porque la comunicación lo primero que comunica (o debería), es la misión y visión de la empresa, los valores que esta tenga.

Cuando verso que la Comunicación Empresarial debe ser más global, me refiero precisamente a lo anterior, a intentar que todos los agentes de la empresa comuniquen dentro de su ámbito de actuación.

Solo hay algo que puede igualar la eficacia comunicativa de un cliente satisfecho, y es un empleado satisfecho…

Comunicación Empresarial

A continuación, les doy una serie de premisas a tener en cuenta en la Comunicación Empresarial:

1-. Cuidado con los mensajes

Tienen que comprender aquello que van a comunicar, pero además, tienen que pensar si el receptor también lo comprendería.

Son muchas las ocasiones en las que, como dominamos la materia, como estamos acostumbrados a la “jerga” de la empresa o de un nivel dentro de esta, lanzamos los mensajes comunicativos como si hablásemos para “iguales”.

Cuidado con esto, tecnicismos los mínimos, los necesarios, porque la comunicación tiene que ser comprendida no solo por los que dominan la temática, quizás sus receptores requieren de un mensaje menos profesional.

2-. ¿Qué buscan con la comunicación que van a lanzar?

A diferencia de una comunicación entre amigos, entre familiares,… cuando hablamos de Comunicación Empresarial siempre suele tener un fin, un objetivo por el cual se lanza esa comunicación.

Cuanto más claro tengan ese propósito comunicativo, más sencillo les resultará.

3-. ¿Cuál es el medio idóneo para lanzar la comunicación?

Como sabrán, hay un concepto en el mundo del Marketing que se llama Publicidad Programática. Es una nueva forma de hacer llegar los mensajes publicitarios conectando a las marcas con los consumidores adecuados, en el momento adecuado y en el lugar más idóneo, mostrando siempre anuncios afines a esos consumidores.

Pues bien, aunque la Comunicación Empresarial tiene esta programática algo más complicada de materializar, sí podrá intentar seleccionar el medio más idóneo. ¿Cómo? Estudiando al máximo a la audiencia, a los receptores…

Tendrán que llegar a un equilibrio entre cuál es el medio que prefiere el receptor, y cuál es el medio más apropiado para el propósito que les comentaba anteriormente.

Correo electrónico, redes sociales, llamada directa, concertando una reunión, medios… las fórmulas son muchas y dispares…

4-. Saber escuchar…

Decía Peter F. Drucker:

Lo más importante de la comunicación es escuchar lo que se dice…

Sin duda, hay que aprender a escuchar, a observar y no mirar. Tienen que comprender a su audiencia.

Cuanto más y mejor información tengan, más y mejor comunicarán.

Podríamos hablar de otros tipos de comunicación empresarial, como la bidireccional o monodireccional, como la ascendente/descendente y horizontal, o como la informal Vs formal, pero estoy convencido de que todo parte de lo que acabamos de comentar, de saber orquestar la comunicación interna con la externa para velar por una buena Comunicación Empresarial.

Un saludo.

Rayko Lorenzo.