¿Qué hago con mis redes sociales en vacaciones?

En estas fechas… tan solo tenemos que dar “una vuelta” por el muro de nuestro Facebook o por el home de Instagran (entre otras), para ver fotos de paisajes de ensueño, piernas en la arena (a modo de 2 salchichas) y excelentes platos gastronómicos, cócteles, fiestas,…

Las redes sociales personales durante las vacaciones, como ven, servirán a modo de “dar envidia”, para contar a nuestras amistades, conocidos y familia el “qué bien lo estamos pasando”, y para que en un año, redes sociales como Facebook nos recuerden dónde estábamos 365 días antes.

Pero si hablamos de redes sociales profesionales, es otra historia. ¿Nuestro target utiliza el móvil durante sus días de descanso y “desconexión”? ¿Tiene más tiempo libre por lo tanto puede ser que miren más sus redes sociales? Haciéndonos preguntas, recibiremos respuestas, y en este caso (y solo con estas dos preguntas), mi respuesta sería un SI rotundo.

Si somos una pequeña empresa o autónomo que no cuenta con un Community Manager detrás, nuestro móvil, tablet o portátil seguramente nos acompañará en las vacaciones, por lo que no es muy difícil que, entre chiringuito, playa y “cañita”, podamos contestar alguna duda de un usuario, publicar información interesante o contestar algún mensaje… Además, la tecnología que tenemos a nuestro alcance nos permite incluso programar las publicaciones, por lo que no tendremos tanto trabajo en dichos días de descanso.

De todas formas, les posteo 5 consejos para saber qué hacer con las redes sociales de nuestra empresa o negocio, durante las vacaciones:

1-. Humanicen su página

Durante el último año, sus seguidores están acostumbrados a que las publicaciones que les facilitan están prácticamente todas relacionadas con el trabajo. Quizás ha llegado el momento de humanizar la marca, de decir incluso que hasta en vacaciones están pensando en ellos.

Una foto de una idea del restaurante de su hotel que van a implementar en su cafetería, una acción de marketing que les ha parecido curiosa y que prometen adaptarla a sus servicios, una foto de la tarjeta de visita de su empresa o negocio en el viaje que han realizado a Tailandia, Cabo de Gata, La Palma o Nueva York…

2-. Que la tecnología trabaje por ustedes

Como les decía en la introducción, se pueden programar previamente las publicaciones. Plataformas como Facebook ya nos permiten seleccionar la fecha y hora de un post, con texto, imagen, enlace, vídeo…

¡Que la tecnología trabaje por ustedes!

Para otra tipología de redes, pueden utilizar “tools” como Hootsuite.

Siempre deberán realizar una planificación previa de sus publicaciones, evitando repetir contenido, seleccionando las temáticas, primar los contenidos atemporales, etc.

Cuidado con las publicaciones de venta directa, ¿se ha quedado alguien en la empresa que pueda cubrir posibles llamadas, presupuestos o ventas? Practiquen el sentido común (aunque sea el menos común de los sentidos)…

3-. Utilicen el “remember” (memories from the past)

Durante un año han venido aportando contenido de calidad para su blog de empresa, marca o negocio; ahora es el momento de volverlo a sacar dicho contenido de la “gaveta”. Podrán utilizar frases típicas como:

“Les vuelvo a postear este artículo que ha sido el más comentado del año”

“Hoy hace un año les presentábamos nuestro producto…”

4-. Planifiquen un tiempo para las redes sociales

Están de vacaciones, y por ustedes mismos y por quienes les acompañen, han de tener la precaución (y respeto) de desconectar lo máximo posible y no tener el móvil todo el día en la mano. Marquen franjas horarias o minutos al día que van a dedicar y… ¡cúmplanlo!

¿20 minutos al día? ¿Igual mejor 30? Dependerá del volumen e interacción que tengan, de los seguidores, publicaciones o número de redes sociales. Ahora bien, un consejo dentro de un consejo, o todos o ninguno, es decir, si en esos 20 minutos no seremos capaces de contestar a todas las interacciones de una publicación en concreto, mejor dejarlo para cuando podamos; sienta muy mal que se le contesten sólo a dos personas de diez…

5-. No olviden la “filosofía de empresa” en redes sociales

No podemos estropear el trabajo realizado durante el año, por una quincena en la playa… Manténgan la misma línea, no publiquen de madrugada porque vienen del chiringuito “animados”, cuidado con las imágenes que subimos, humanizar la marca sí, pero no deteriorarla… (ya me entienden).

5+1-. Sean más sociales en el “face to face” (y con lo de face no me refiero a Facebook)

Siguiendo los pasos de arriba, tendrán mucho más tiempo para aprovechar sus días libres. Practiquen su deporte favorito, disfruten de la playa, hagan esas rutas de senderismo que tenían pendientes, lean un buen libro (conozco uno buenísimo… no sé qué de “No seas el mejor… lucha por ser diferente”)…

Compartan, pero en vez de compartir tanto en redes sociales (personales y profesionales), compartan momentos mágicos y necesarios con su familia, sus amigos, su pareja, su perro, su lemúr o su ardilla de azúcar… Si van a un concierto o festival, no pierdan tiempo en grabarlo para después subirlo a sus redes sociales, DISFRÚTENLO que han pagado por ello, si no, ahórrense la entrada y lo miran por YouTube (o por alguna red social del amigo que irá). Si van a un restaurante, aprovechen la velada, la conversación… En este último caso siempre hay alternativas, poner los móviles de los asistentes apilados en el centro de la mesa, y el primero que lo coja… paga la cuenta, el café, el puro y la copa.

¿Y tú, qué otras ideas podrías darnos para mantener “vivas” las redes sociales en vacaciones?

Un saludo.

Rayko Lorenzo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s