Etiqueta: marketing y comunicación

Ejemplo de Marketing Viral… con “falta”

Con la bajada del consumo, la famosa “crisis” y otros factores, las empresas, sean del gremio que sean, cada vez tienden más a realizar campañas no solo llamativas, sino que se conviertan en virales. Es decir, que se propaguen a través de los canales tecnológicos y lleguen a un número de público impensable bajo el único formato donde fueron puestas. Esto se consigue logrando que los internautas compartan fotos sobre la campaña, el vídeo del spot, etc…

Hemos visto bailes “esperpénticos”, cámaras ocultas con mucho sentido del humor, incluso animales que hablan o cantan. Pero les presento un caso que cada vez se está dando más. No es otro que recurrir a una falta de ortografía “grave” que logre captar la atención del que lee la publicidad. Sinceramente no es mi estilo, pero parece ser que en el campo del marketing viral, todo vale!

“La empresa ha logrado exactamente lo que quería, por un lado llamar la atención del público y por otro, que se convierta en viral, que la gente hable, comparta y escriba sobre ella, tal y como yo estoy haciendo en este momento”

Se trata de la campaña de una Pizzería-Churrería de Granada (Twitter: @PizzeriaDesi), que ha patrocinado varios autobuses (guaguas) en la capital de La Alhambra… Miren la imagen:

Leer más

¿Qué es el Marketing Viral?

Marketing Rayko LorenzoÚltimamente, los términos “marketinianos” se han visto envueltos en una vorágine de cambios, normalmente bajo el paraguas de las nuevas tecnologías y sobre todo de las RRSS (Redes Sociales).

Pero aunque menciono últimamente, lo cierto que el concepto de Marketing Viral empieza a aparecer a mediados de los años 90, con nombres como Steve Jurvetson o Douglas Rushkoff, cuando se dan cuenta de que la publicidad en red puede ser tan contagiosa como un virus en el mismo medio. Estudiaban los comportamientos de los usuarios y alegaban que si éstos eran sensibles a un contenido de calidad, podrían “infectarse” a modo de virus y transmitir este como si fuera una epidemia.

Recuerdo en mi colegio, que de vez en cuando nos pasábamos pequeños papeles con mensajes desde la primera fila hasta la última, con un mensaje (nunca eran cosas buenas), que al final ponía en mayúscula “PÁSALO”… ¿era esto viralidad?, inconciente, pero la era.

En nuestros días, la “cepa” del virus es un contenido trabajado, peculiar, diferente y vendible. Ya no caben estudios sobre si los usuarios clientes de publicidad estarían dispuestos a propagar un “virus” a través de la red; hoy en día, si el contenido es fresco y diferente, acabará propagándose de una forma tan natural que no hay vacuna contra el.

¿Entonces, qué es el Marketing Viral?

Consiste en la creación de tendencias y campañas que, a través de un contenido innovador y llamativo, logren que nuestros mensajes se multipliquen para llegar a nuevos espacios y que se compartan durante un tiempo determinado en varios círculos, con el fin de lograr aumentar nuestra imagen de marca y como no, acercar más clientes potenciales a nuestros productos o servicios.

Sobra decir, que las mayores plataformas para que las campañas sean lo más virales posibles, son las RRSS tipo Facebook, Twitter, Youtube,…

¿Tiene más coste que el Marketing sin apellido?

En este caso, la inversión que realicemos en el, tiene que estar basada en la creatividad, más que en los puntos de “exposición” de la campaña. Al contrario que su hermano mayor, el Marketing Viral no necesita de grandes desembolsos de publicidad en diferentes puntos estratégicos de la ciudad, de publicaciones en prensa o de cuñas en radio. Necesita inversión, si, pero prima la inversión creativa.

¿Qué debe tener mi campaña o anuncio para ser Viral?

Como todas las campañas, tiene que tener un mensaje claro, directo y fresco. Pero hay que ser innovador; tiene que dar algo al usuario que lo recuerde. Pero no solo eso, a parte de que lo recuerde, deberá tener una esencia que logre sobre el usuario unas ganas locas de que sus amistades de la red lo vean, lo escuchen o lo comenten.

¿Debo renunciar al hermano mayor por el hermano menor?

No. Ninguna madre renunciaría a un hijo por otro, ambos tienen cabida y deberán estar totalmente sincronizados. Las grandes marcas no han dejado (aún) de realizar Marketing más de guerrilla por solo implementar viralidad. Lo que se tiene que lograr, es que las campañas estén pensadas bajo un mismo hilo conductor.

Les pongo un ejemplo. Hace apenas una semana, los creativos de Coca-Cola se sacaron de la manga una nueva festividad: “San Bar-Tolo”. Así rezaba su lema, que tuvo en la red una viralidad más que notable, aunque no dejaron de empapelar las marquesinas de guaguas (autobuses) para afianzar el mensaje:

Con Coca-Cola, el 29 de junio acude a tu bar a celebrar el día de San Bar-tolo, el día de todos los bares. ¡Porque les debemos mucho a nuestros bares!

Sencillamente bueno.

Para finalizar, no olvidemos que como cualquier campaña de Marketing debemos realizar un seguimiento. Es necesario un feedback correcto, para lograr entender más al cliente; sus gustos, sus preferencias, sus, sus, sus… que nos den pistas a la hora de lanzar un nuevo producto o servicio.

Con las personas también pasa lo mismo. Cada vez tenderemos más a ser virales.  A que, aunque no estemos presentes físicamente, se divulge nuestro mensaje a modo de virus. Así que ya sabes, a ponerse el apellido de la viralidad, bien porque tengas un negocio o bien porque necesites aumentar tu imagen de marca para conseguir alcanzar tus retos.

Un saludo.

Rayko Lorenzo.

Diferenciación = Éxito

Diferénciate!

Diferénciate!

Hacía tiempo que tenía ganas de escribir algunas reflexiones sobre el éxito. Esa palabra originaria del latín “exîtus”, que venía a significar salida…

Nos pasamos gran parte de nuestra vida queriendo alcanzar el éxito, en nuestra vida personal y laboral, pero no solemos pararnos a pensar cuales son las herramientas necesarias para alcanzarlo. Pues bien, estoy convencido que una de las principales “tools” para lograrlo es la diferenciación, el ser diferente, pensar distinto y que te perciban desigual.

Decía el gran Albert Einstein que “si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”. Yo le incluiría algo más: “si buscas resultados distintos, no hagas lo mismo que todo el mundo”. Vivimos en un mundo en el que todas las personas quieren irse de vacaciones en la misma fecha, en el que entramos en el bar que está lleno por el simple hecho de que hay mucha gente, en el que nos acomodamos por ley…

El ser humano, en rangos generales, sufre lo que yo llamo el “síndrome de las 5 Ces”, que identifica la poca originalidad a la que hemos llegado:

  • Cómodos

Solemos acomodarnos una vez que hayamos conseguido algo, por muy poco que sea lo logrado.

  • Conformistas

Nos conformamos muy pronto, seguramente debido al item anterior del “acomodamiento”.

  • Celosos

Envidiamos al vecino porque el no es igual que nosotros, porque ha conseguido alcanzar metas que nosotros no hemos logrado, porque tiene un perro que le trae las zapatillas a la cama…

  • Caprichosos

Vivimos por impulsos, por caprichos, nos mueve lo superfluo… y encima no le damos importancia a lo que realmente importa y si tenemos.

  • Cansados

Actuamos en un continuo cansancio. No practicamos la proactividad, la empatía. No nos adelantamos a los acontecimientos.

Pues estas son, bajo mi humilde opinión, las facetas personales que tenemos que cambiar, convertir estas debilidades en fortalezas y/u oportunidades en donde dejemos el “síndrome de las 5 Ces” de lado, y lo sustituyamos justamente por sus contrarias.

Estoy cansado de leer CV en donde todo el mundo pone que sabe “trabajar en equipo” y que tiene “don de gentes”; la persona que quiere ser diferente pondría que ha trabajado en una ONG y que ha trabajado en el negocio familiar de cara al público. Estas dos últimas premisas ya indican que has trabajado en equipo y que tienes “tablas” de cara al público.

Recuerdo un vídeo de una campaña del Atlético de Madrid, en el que el hijo le pregunta al padre: “papá, ¿por qué somos del Atleti?”. Es un claro ejemplo de que hay veces, como dice el vídeo, que es difícil de explicar.

Nos pasamos la vida mirando y no observando, oyendo y no escuchando y siendo iguales y no diferentes. El éxito está ahí, solo tienes que ir a por el. Ponerte metas ambiciosas pero realistas. Ponerte submetas para ir a por la meta final, como si de etapas del Tour se tratara. Cuenta tus aspiraciones, al ser humano no le gusta defraudar.

Amy Krouse colgó 100 billetes de 1 $ en un árbol de una céntrica calle de Chicago; con mensajes a modo de “post-it” en lo que ella y su grupo de amigos tildaron como “El árbol del dinero“. Las reacciones eran diversas a la par de graciosas. Pero la inmensa mayoría de las personas que pasaban al lado, ni se daba cuenta, seguían de largo (aunque hubo de todo).

Tenemos que aprovechar las oportunidades que se nos presentan en el camino, y si no vienen, estamos sujetos a ir a por ellas. Hay que optar por ser diferente. Un dicho árabe que suelo decir mucho versa así: “el mundo es de un dios, y se lo alquila a los valientes”. Busquen la diferenciación y al menos tendrán más posibilidades de encontrar el éxito; son familia y ésta suele estar junta.

Un saludo.

Rayko Lorenzo.

© Rayko Lorenzo | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies