Hace algunas semanas, una de las empresas más importantes del globo de la llamada “fast food”, Burger King, lanzaba una atrevida campaña en donde su afamada “Whooper” aparecía poco a agraciada. Tenía capas de moho, daba literalmente asco ver la imagen. Pero los ideistas de esta iniciativa, incluso osaron a subir a las redes de la marca un vídeo “stop motion” para ver la evolución.

El objetivo era claro y directo: anunciar que Burger King eliminaba los conservantes artificiales de sus productos.

Y por si no tenían suficiente, el claim que utilizaron en esta propuesta fue:

Leer más