La famosa “verificación de Twitter” se abrió en 2016. Desde esa fecha, y hasta que hace unos meses bloqueó las nuevas verificaciones, cualquier persona podía solicitar la “insignia azul” que venía a certificar la autenticidad de la cuenta.

Pero como sabrán, no se verificaban todas las cuentas, sino aquellas de personas relevantes o afamadas en diferentes campos de actuación como la música, política, religión, periodismo, deportes… en definitiva, áreas de interés público que además, aportasen una serie de “comprobantes” o requisitos.

Leer más