El cine, de momento, está realizado por humanos, por lo que pueden existir errores que llevarán siempre los espectadores en sus retinas.

Podríamos hablar del cámara que aparece en una de las entregas de Harry Potter en mitad de una escena, un sombrero de vaquero (en vez de pirata) en Piratas del Caribe; o en mi película favorita, Braveheart, en pleno siglo XIII y batalla, al final de una escena de caballería aparece una furgoneta blanca…

Dudo mucho que la aparición de una furgoneta blanca, de un cámara o de un sombrero de otra época, sea algo intencionado. Sin embargo, lo acontecido en uno de los capítulos de la última temporada de “Game of Thrones”, me da que pensar.

Leer más