Hace unos días participaba en Informativos Telecinco en una noticia muy curiosa a la par de dura… “condenado a 6 meses de cárcel por mandar más de 400 mensajes en una semana a su expareja”.

Y digo dura no por la condena, sino porque es duro que las personas no sepamos dónde está la raya, dónde está el fin a una historia de amor, de amistad… dónde está la línea que separa la posibilidad del NO definitivo.

La sentencia es clara, “no es necesario un burofax para darse cuenta de que el silencio significa NO”. El denunciante, ha sido condenado a estos 6 meses de cárcel por un delito de coacciones a su expareja. La condena establece también una orden de alejamiento.

En una semana le envió a través de WhatsApp más de 400 mensajes; también, presuntamente, utilizaba otras vías como el SMS o los intentos de llamada.

 

Como podrán ver en la pieza informativa, son muchas las personas que en alguna ocasión se han sentido “acosadas” por conocidos y menos conocidos. Tal y como digo en la noticia y comenté tras cámara, hay diferentes cosas que deberíamos hacer en el caso de que nos pase:

Leer más