bardot_heladosSiempre por estas fechas, cuando el “mercurio” se eleva demasiado, cuando en las playas hay más gente que granos de arena y cuando la piel tiende a cambiar de color, hay un producto que se “vende solo” y no es otro que el helado.

Pero aunque se venda solo, las marcas tienen que ser originales no solo a la hora de sus campañas o comerciales, sino en todo lo que tiene que ver con “la vestimenta” del producto, su packaging. La competencia es larga, variada y voraz. Las compañías más afamadas utilizarán todo el potencial comercial para brindar al cliente diferenciación de producto y cada vez más, de forma de presentarlo.

Recuerdo los “polos” San Telmo en mi isla (La Palma); los había de crema donde su envoltorio era un simple papel de color blanco timbrado, y de hielo, en este caso el formato era transparente invitando a ver el color (sabor) del helado. Lejos quedan esos tiempos. El mundo del “traje” de los helados ha evolucionado tanto o más que su paleta de sabores.

Les presento algunos helados que han dado que hablar no solo por su sabor, sino por su “presentación”:

Leer más