El packaging está adquiriendo mayor relevancia con el paso de los años. El consumidor ya no solo compra por recomendación, por precio, calidad o necesidad, también compra por la “vista”, y esto, aunque ha pasado toda la vida, es en la actualidad cuando mayor peso ha adquirido.

Buena “culpa” de lo anterior la tienen las empresas que se han especializado en el diseño y producción de embalajes atractivos, que logren llamar la atención del cliente… Bolsas de plástico personalizadas, botellas de vino o de aceite que parecen auténticas obras de arte dignas del Prado, estuches de miel dentro de un panal de abejas… son innumerables los ejemplos para darnos cuenta de que algo está cambiando.

Leer más