Y llegó uno de los eventos deportivos más importantes del mundo, la final de la Super Bowl 2018, no solo por los millones de espectadores que estarán pendientes de la cita, sino por los millones también que se invertirán en publicidad. Concretamente, este año serán 419 millones de dólares, cifra que baja por primera vez del año anterior desde 2010, ya que son 7 millones menos que el año pasado.

Para darnos cuenta de la dimensión que adquiere la publicidad de la Super Bowl, este año se pagará 5,05 millones de dólares por 30 segundos de emisión publicitaria. Cifra cercana a la de la pasada edición, donde, según la Asociación Americana de Marketing, se abonó 5,02.

Así ha sido la evolución a lo largo de las décadas:

Leer más