Parece mentira, pero una de las redes sociales más utilizadas y, posiblemente, más apreciadas por los profesionales, aún no contaba con la posibilidad de subir vídeos de forma nativa, es decir, directamente desde la aplicación de los dispositivos móviles.

Si damos una leve vuelta por el resto de redes sociales, Facebook, Twitter, Instagram… es fácil comprobar que todas, de una manera u otra, ya tienen esta mejora implementada. El poder del vídeo es cada día mayor; no obstante, el 2016 fue el año en el que menos “peso” dimos a eso de leer blogs (por primera vez en la historia, cayeron la media diaria de minutos dedicados a leer). Gran parte de culpa la ha tenido esa proliferación del vídeo.

Leer más