Hace un año les acercaba la estrategia de IKEA en unos conocidos cines de Madrid, en donde cambiaba las butacas por sofás. En esta ocasión, han recreado en el metro japonés un colorido salón para hacer sentir a los viajeros… como en casa.

Pero esta estrategia de Ambient Marketing va mucho más lejos de la realidad. No se han quedado solo en poner un sofá y una mesa de salón, sino que recrean este importante habitáculo de los hogares al máximo de los niveles… Cortinas, lámparas, alfombras de atrevidos y coloridos diseños. Además, los usuarios podrán disfrutar de bebidas, frutos secos, patatas fritas… para lograr que el trayecto esté ambientado en la máxima realidad de un salón.

No fue fácil para IKEA entrar en el mercado nipón…  Su primer intento fue un fracaso. Fue en la década los 70, y salió del país en 1986.

Leer más