Llegó al fin agosto… y digo al fin porque es un mes en el que parece que todo se para, que las empresas son menos empresas que nunca; que las universidades cierran sus aulas, que llegan algunos días de descanso merecido para esos emprendedores que trabajan tantas y tantas horas.

Pero en estos días de desconexión, si son ustedes emprendedores, sabrán que seguirán de manera remota “bicheando” el FactuSOL para estar al día de sus cuentas, entrando en las redes sociales para ver cómo van las interacciones, o contestando a los correos electrónicos más importantes…

La mente del emprendedor no para, y en verano tampoco…

Y no solo porque quiera estar al corriente de su proyecto, sino porque siempre está ideando, viendo nuevas oportunidades, detectando mejoras en otras iniciativas que su “desconexión estival” le acerque.

Leer más