Etiqueta: CV

Un buen CV es garantía en las entrevistas?

Entrevista de Trabajo“Saber elaborar un buen CV, es garantía en las entrevistas de trabajo”. Este es el titular de un artículo que he leído esta mañana. Creo que el mismo está mal formulado. Bajo mi punto de vista, el CV es la garantía de poder llegar a la entrevista, una vez allí, será más bien poco lo que te pueda avalar más que tu palabra y demostración de sapiencia.

Ahora bien, y enfocándolo bajo mi prisma, por supuesto que será la vía para lograr la entrevista. Según los expertos, el tiempo que un responsable de RRHH dedica a nuestro CV es de aproximadamente 20/25 segundos. Es por ello que tenemos que tener claro una serie de recomendaciones a la hora de elaborarlo:

  • No es una novela

Pecamos en demasía, cuando intentamos contar “con pelos y señales”, lo que estuvimos haciendo en una empresa determinada o en un cargo que ocupamos en la última consultora. Hay que ponerlo, SI, pero no demos datos para intentar rellenar espacios, o adornar los puestos o cargos. Por ejemplo, si ponen que han sido responsables del Dpto. de Ventas de una empresa de transportes, no hace falta que entre paréntesis pongamos que repartimos para Clínica Campoy, Restaurante el Campero, Farmacia Motrileña o Calzados Vásquez; esta información no es relevante para el empleador.

  • CV camaleónico

No tenemos por qué ponerlo todo, más cuando nuestra vida laboral ha sido larga. Seleccionen aquello que crean más relevante para el puesto al que se es candidato. Debemos tener lo que yo llamo “CV camaleónico”, es decir, adaptado para cada puesto de trabajo, o al menos, para cada gremio al que te vas a dirigir. Hay que borrar esa idea de una vez finalizado, sacar 100 copias y enviarlas “sin ton ni son” a cualquier empresa, sea cual sea su rama de conocimiento.

  • Se sincero, sin miedo y ve preparado

Suele pasar mucho con el idioma, que el 80 % de los españoles pone: Nivel Medio de inglés. ¿De verdad lo creen?, el entrevistador tampoco, y no será la primera vez que para comprobarlo les pueda hacer la entrevista en este idioma. Es preferible indicar, si es así, que se está perfeccionando mediante un curso.

Por ejemplo, los entrevistadores, sobre todo por ver cómo te desenvuelves, suelen preguntar por los vacíos en el CV; fechas o actividades aisladas o muertas. Este es un buen momento para poder darnos a conocer al margen de lo que pongan las letras. Vuelve a ser sincero, y aprovecha para decir que fue el año que ayudaste al negocio familiar, experiencia que te ayudó a tener mayor sentido de la responsabilidad. Argumenta que ha sido el trimestre donde intentaste reciclarte en cuanto a formación. Cuéntalo, será más provechoso que simplemente decir que es que no había oportunidades en el mercado.

Cuanto más preparado vayas, mayor índice de posibilidad de éxito. Muchas empresas, te piden que les hables más de lo que conoces de la empresa que de tu propia persona, quieren saber si al menos te has molestado en informarte y preparate.

  • Busca la diferenciación

Con las nuevas tecnologías puedes tener una diferenciación. Si envías un mail a RRHH de una empresa, invitándoles a que descarguen un documento (en X formato), puede ser que lo abran o no, pero si les invitas a que vean tu Blog Profesional, o tu enlace a una red profesional como LinkelIn, seguramente despertarás más la curiosidad del responsable. Además, en estas herramientas, suele tener una información muy valiosa que no aporta un CV, las recomendaciones que puedan haber hecho tu red de amigos y profesionales.

En más de una ocasión he recibido del candidato, un enlace a un video de su Canal YouTube; con esta iniciativa a parte de poder tener una ventaja en cuanto a expresión, el candidato se está mostrando tal y como es en la realidad. No se trata de leer el CV “de pe a pa”, sino de explicar aquellas inquietudes laborales que quiere conseguir, cuáles son sus metas profesionales, incluso puede explicar qué le aportó una tentativa emprendedora que tuvo hace un tiempo.

Podría dar muchos consejos en cuanto a presencia, vestuario, etc… para esta tipología de cosas les diré que solo hay que aplicar el sentido común. Igual que no vamos al gym en traje y corbata, tampoco vayamos a una entrevista de trabajo en chándal (a no ser que sea un puesto para un centro deportivo). Hay que ser coherente, directo y atrevido, y en el caso de que les pregunten la famosa cuestión – ¿y qué puedes darme tú, que no me den los otros candidatos?, responde de manera original dependiendo de la tipología de empresa, lleva preparada la contestación.

En definitiva amigos, una vez más les recomiendo que sean diferentes, que luchen no por ser los mejores (eso lo dirá el tiempo y el trabajo), luchen por no ser igual al resto, por no ser el número sino un elemento diferenciador que les ayude a poder entrar en el puesto. Una vez allí, si son el número uno, mejor que mejor.

Un saludo.

Rayko Lorenzo.

Hay vida después del CV, emprende!

hay vida despues del CV, emprendeQué duda cabe que en los tiempos que corren, cada vez se antoja más difícil encontrar un empleo, de garantías o no, un empleo. Hace apenas 5 o 6 años, lo jóvenes dejaban los estudios para trabajar en la obra ya que iban a ganar más que un médico, un catedrático o un abogado. Incluso recuerdo aquellos que alardeaban al respecto, “para que voy a estudiar si no lo necesito para conseguir trabajo”. El prisma ahora es otro.

Las empresas buscan hoy en día, perfiles diferenciales en las nuevas incorporaciones que pretenden hacer. Hacen cortes brutales de personal, para quedarse con una selección que les garantice valores añadidos en los diferentes puestos a cubrir. Ya no se busca que tengas un título de inglés por “x” academia, se valora más que hayas estado 2 años trabajando de camarero, aparcacoches o limpiando locales en el extranjero.

Ahora bien, continúa existiendo la paradoja de que suelen solicitar 2/3 años de experiencia para poder incorporarse al puesto. ¿Cómo consiguen los jóvenes su primer trabajo, si les piden siempre 2/3 años de experiencia?. Hay varios caminos para  lograr dicha experiencia, o bien la podemos obtener con prácticas a través de algún programa de empleo, en alguna empresa cercana/familiar, involucrándote en el mundo Junior Empresa en las universidades que cuenten con este movimiento, etc…

Aunque existe otro camino; hay vida después del CV, podemos emprender. Sé que igual me pueden decir que es mejor trabajar para alguien, para a la postre, coger experiencia y “montártelo” por tu cuenta. Me pueden argumentar, que un joven recién salido de la universidad o centro académico, tiene bastante teoría en su mochila pero poca práctica en la misma. Respetable. Pero puedes emprender con ideas que te sean familiares, puedes convertir tu hobby preferido en una forma de vida, mejora el negocio familiar con nuevas ideas, formas y maneras. Esto también es emprender.

Cuando leo o escucho datos como:

  • El 70 % de los jóvenes españoles, quieren ser funcionarios.
  • Solo el 4 % de los jóvenes españoles, tiene pensado montar una empresa.

es inevitable que me haga un sinfín de interrogantes de qué está fallando, para que estos datos no sean más equiparables.

Probablemente, gran parte de la culpa la tenemos nosotros mismos. Nos hemos vuelto acomodados, ¿para qué arriesgar si puedo tener un trabajo de 8’00 a 15’00 horas, y luego tengo toda la tarde libre?. Pero el fallo está realmente en la base… Recuerdo que en una de mis conferencias en una universidad española, pregunté a la sala:

– ¿Por qué la Facultad de Medicina crea médicos, y la Facultad de Empresariales no crea empresarios?.

Más de uno, arriba, de los de sillones acomodados, dietas y sueldos vitalicios, deberían preguntarse este tipo de cosas. Debemos inculcar que puede existir vida después del CV, desde el colegio. Ya se hace en países como Noruega o Finlandia, donde hay asignaturas de “emprenduría” en los “coles”. En España, la Generalitat Catalana ha sido la primera que está implantando un paquete de medidas, para inculcar valores de esta índole en colegios, institutos y centros de formación profesional. Castilla – La Mancha, cuenta con programas como Desafío 22 Junior, que pretender potenciar las habilidades emprendedoras en los institutos a alumnos de entre 1º y 2º de bachillerato. Son algunos de los ejemplos, hay más comunidades que están poniendo medidas para ello.

Pero verso que estas cosas hay que hacerlas bien, normalizadas, planificadas, mostrándolas atractivas para los jóvenes, y que realmente les aporten otra vía para poder ganarse la vida por cuenta propia. No podemos caer en lo que llamo “espiki inglis”; prácticamente estudiamos inglés toda la vida escolar, en el instituto y en la universidad o centro formativo superior, y no somos capaces de mantener una conversación en este idioma, 15 años de clases de inglés!…

En fin, menos mal que existen los doblajes en las “pelis”… (igual este es uno de los problemas)

Rayko Lorenzo.