¡10 cosas que no debes hacer en tu comida de empresa por Navidad!

cenas_navidad_empresa

Todo un típico de las navidades… Ahora que parece que ha pasado un poco la tormenta, las empresas en menor medida, y sobre todo sus trabajador@s, se organizan en fecha y hora para comer o cenar en un restaurante que les permita salir de la rutina, y conocerse más fuera de las oficinas…

Pues bien, paso a describirles las 10 cosas que nunca deben hacer en una comida o cena de estas características…

1-. No acudir

Esta es la más usual. Solemos pensar que ya pasamos suficiente tiempo entre compañer@s y jef@s en el día a día, como para tener que pasar una comida y sobremesa con los mismos. Mi consejo es que vayas. El no ir puede suponer perder credibilidad entre la organización. Los compañeros lo pueden ver como que no te caen bien, los mandatarios, como que tienes poca implicación en la organización. Acude, siempre puedes irte antes de que la cosa “vaya a más”

2-. ¿Qué me pongo?

vestimenta_comida_empresaOjo, ¡no se trata de una boda ni de Nochevieja! Obviamente dependerá de la tipología de empresa, y sobre todo, del lugar donde sea la celebración. Si la empresa es modesta y realiza la reunión en un bar de tapas, olvida los tacones, olvida la corbata, etc. Recomiendo buscar el equilibrio. Nada de escotes hasta los tobillos, camisas marcando bíceps, etc. Naturalidad sí, pero comedida. No es una reunión de amigos (no suele ser), por lo que hay que cuidar dentro de lo posible la imagen. Cuidado con el maquillaje, aunque los carnavales estén cerca, ¡no tienes que promocionarlos!

3-. No te “pelees” por el sitio

Sentarte al lado del jefe no te garantiza tu renovación o la subida de sueldo que tanto anhelas… Esto no es el juego de la silla y la música. Sé elegante, cede el lugar si hay un compañero que necesita estar cerca de la puerta porque es fumador, deja que primero seleccionen su lugar los jefes; aunque hayas organizado la comida/cena tú, deja que actúe la cadena de mando…

4-. ¡Mañana también hay comida en tu casa!

No comas como si fuera la “última cena”… Parecerá como que en tu casa sobrevives a base de pan y agua. Mi recomendación es que ese día desayunes, comas y meriendes bien, para no llegar a la cena y ser el “monstruo de las galletas”. ¡Ah!, no le quites la comida ni al jefe ni al compañero, el pan está a la izquierda y la bebida a la derecha ,)

5-. ¿De qué hablo?

Evita hablar del trabajo… Si ya hablas de trabajo con tus compañeros durante 8 horas al día, ¿realmente es necesario hablar de la última cuenta de pérdidas y ganancias de la empresa? No intentes pedir lo que tienes que pedir en la oficina. Cada lugar tiene su discurso. Evita temas como religión, política, fútbol… cuando digo evitarlos, me refiero a que si eres un “forofo” de algo, ¡mejor no te metas!

6-. No seas agonías de las fotos

cenas_navidad_empresa_comidaQue sí, que está de moda el “palo selfie”, pero habrá más cenas o comidas… “Ahora una con el jefe para que no se olvide de mí” “¡Ah! Que falta la de RRHH” “Una solo los del área comercial”… No seas pesado, intenta ser más espontáneo, menos calculador y más elegante evitando ese tipo de comentarios de manera continuada. Ojo, si eres el Community Manager de la Empresa, te recomiendo postear en redes sociales alguna del principio, pero nada después de los postres…

7-. No saques tu carnet de “cierrabares”

“Cuidadín” con la bebida. No hay ninguna competición para ser el más “borrachuzo” de la cita. Además, el problema no sólo es el número de copas que puedas tomarte, sino esas típicas frases de “¿Pero ya se va jefe?, ¡en la oficina aguanta más!” “Sé un sitio que cierran una hora más tarde” “Venga va, la penúltima y nos vamos” Te aconsejo que no seas el último en irte, suele ser al que más “palos” le caerán el siguiente día de oficina…

8-. No es la noche adecuada para sacar al Casanova que llevas dentro

No te has atrevido a decirle nada a esa persona en 364 días, y ¿tiene que ser hoy? No intentes ligar. Si de verdad te gusta alguien de tu empresa, busca otro día, otra ocasión para sincerarte, pero evita este día porque no es la mejor opción.

9-. Si no sabes bailar, ¡no inventes!

Por favor, la improvisación es para el teatro… Si bailar no es lo tuyo, no inventes e intentes ser Michael Jackson. La barra es un lugar muy bonito, no es que te anime a que bebas, pero ya sabes a lo que me refiero, no seas el centro de la fiesta por “bufón”.

10-. Cuidado con tener complejo de Gustavo, el “reportero más dicharachero”

cenas_navidad_empresa_no_hacerAl igual que le decía antes al Community Manager de la empresa (punto 6), ¡no hace falta radiar ni televisar la comida! “Jopetas, ésta va pal Twitter del tirón” “¡Dios jefa! ésta es foto Facebook” Cuidado con lo que grabas y dónde lo pones. Es normal que después de unas copas de vino, de brindar con cava y de tomar “alguna” copa, nuestra cara (y la de l@s jef@s) no sea la mejor; incluso nuestro discurso, ya me entienden, puede ser dificultoso de entender…

¿Qué les parece mi lista? ¿Qué otra cosa añadirían?

Un saludo.

Rayko Lorenzo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s