Debo confesar que, cuando mi amigo Yago Uribe me habló de este evento en el hall de un hotel de Mallorca, no daba crédito… Un evento que se hacía en plena noche, en mi tierra, en el que los ponentes contaban sus fracasos emprendedores, y todo ello “maridado” con una alta dosis de humor…

Lo siguiente fue informarme un poco de qué iba esto. Visité algunas páginas web, visualicé vídeos de otras ediciones de otros países; y es que esta “corriente de contar fracasos”, no es una idea alocada de mis paisanos, es una fórmula que gestó Carlos Zimbrón en México con la razón de ser de eliminar el “tabú” del vocablo “fracaso”, y utilizarlo como una experiencia de éxito, ya sabemos todos eso que dice “de los errores se aprende”.

Leer más