objetivos_año_nuevoSeguramente más de una vez han dicho la frase esa de… “año nuevo, vida nueva” ¿o no?, pero curiosamente es tan fácil de pronunciar como de olvidar. Perder peso, dejar de fumar, hacer deporte, gym,… son pequeños “deseos” que se suelen decir cuando comenzamos un nuevo año,  el problema está en que son propósitos y no objetivos.

Los propósitos son intenciones, y éstas como su propio nombre indica, no dejan de estar demasiado ligadas con la intención de los actos. Sin embargo, el convertir los deseos en objetivos, con fechas, planing, dead line, subobjetivos, etc… va más ligado con “lo haré”.

1-. Cuenta tu objetivo

Mi consejo es que cuenten sus objetivos. Por ejemplo, si se marcan para la famosa frase “año nuevo, vida nueva” el dejar de fumar, pregonen ese reto… A la familia, a los amig@s, a los compañeros de trabajo…  en las redes sociales.

“El ser humano está más preparado para defraudarse a sí mismo que a su entorno”

Además,  así podrás tener el apoyo de los que más tiempo pasan en tu día a día.

2-. Planificación

Tal y como sucede con un plan de viabilidad de una empresa, como las vacaciones familiares o como cuando organizas un evento, los objetivos personales también tienen que tener una planificación ordenada y ejecutable. Dependiendo lógicamente de cada reto marcado, se deberá poner un orden a las cosas, fechas que permitan el buen seguimiento,…

3-. Subetapas

Otra fórmula que pueden aplicar para la consecución de objetivos, es el dividir el objetivo final en submetas. Es como si quisiéramos escalar hasta el pico más alto de una cordillera. Podremos marcar pequeñas “metas volantes” que nos animen a seguir avanzado. Nos servirán para coger fuerza, observar lo que ya hemos recorrido y lo que nos queda por conseguir.

4-. Minisrecompensas

Leer más