Llevaba un par de años sin escribir esta carta… Puede ser que porque en el 2019 ya me olía algo de lo que estaba por venir, de esta lacra que nos tocó (y nos toca) padecer a modo de un bichito que alteró nuestra vida… Si le sumamos un volcán, ¡vaya cocktail!

Ahí estuvieron la Carta 2013, la Carta 2014, la Carta 2015, la Carta 2016, la Carta 2017 y la última, la Carta 2018; este año he querido volver a retomar la tradición…

Primero, para todas las personas que se estrenan leyendo una de mis cartas, me gustaría explicar en dos líneas de qué versan. Es un texto humilde y profundo, en el que deseo incluso a mis enemigos, que los de Oriente, los camellos, los renos y cía. les traigan “cosas”.

Queridos Reyes Magos, Papá Noel, renos, camellos y cía:

Leer más