Uno pasa junto al Parque Tecnológico de Ciencias de la Salud de Granada y ve grúas erizadas, solares en obras, edificios sueltos. Desde la autovía, da la sensación de que la crisis ha caído como un puño gigante sobre uno de los proyectos estratégicos más ambiciosos de la provincia. Pero es solo una apariencia: claro que la situación económica afecta al PTS, pero este es uno de los pocos rincones de Granada en los que el empleo ha crecido –en lugar de desangrarse– en los últimos dos años. Si uno araña un poco su superficie de cristal y cemento, se encuentra con grandes dosis de saber, innovación y talento. Con plantas de compañías que producen medicamentos, lentillas o aplicaciones telefónicas, pero también con pequeñas empresas en las que apenas media docena de personas se afanan por desarrollar los productos y servicios más variados e imaginativos.

Leer noticia completa “Empresario de bata blanca en Granada”

Fuente: IDEAL